Valoración del libro
5

Género: Teatro
Publicado en: 1918 (primera representación)
Título original: La venganza de don Mendo. Caricatura de tragedia en cuatro jornadas. Escrita en verso para teatro, con algún ripio.
Sinopsis: Don Mendo, marqués de Cabra, galante y audaz caballero del medievo castellano, es también un virtuoso de la mandolina y un especialista en escalar torreones. Pero tiene una mala racha; todo lo ha jugado y todo lo ha perdido a las siete y media, y el honor juega y el honor pierde en su última escalada de amor hasta el aposento de su amada, la bella e infiel Magdalena. Don Nuño Manso de Jarama, padre de Magdalena, ha comprometido la mano de su hija con el Duque de Toro, y sorprende a Don Mendo en la estancia de Magdalena. Don Mendo dice que nada de amor le ha llevado hasta el Torreón; ha subido para robar. Su amada queda limpia de toda sospecha, y él es condenado a morir emparedado.


Opinión:
He de reconocer que ni el teatro ni la poesía se encuentran entre mis preferencias, pero «La venganza de Don Mendo» es un caso especial.

Me enamoré de esta obra hace muchos años, cuando vi por televisión la representación protagonizada por el gran José Sazatornil, pero hasta hace relativamente poco no me hice con el libro.

«La venganza de Don Mendo» es brillante, llena de juegos de palabras, parodias y chistes. Ágil como pocas, no deja que la sonrisa se aparte de nuestros labios salvo en los momentos en que resulta inevitable reírse a carcajadas.

Gracias a Muñoz Seca sabemos que las siete y media, además de una hora, es un juego vil que no hay que jugar a ciegas y en el que si te pasas es peor que si no llegas:

video


También se nos recuerda la antiquísima tradición, ya caída en el olvido, de cazar aves con lumbre:

video

Muñoz Seca juega con las palabras, casi haciendo malabares con ellas, hasta conseguir que digan una cosa pero representen otra. Situaciones enrevesadas, falsos entendidos, chistes e indirectas, todo sirve para contar la historia del amor de Magdalena y Mendo

MAGDALENA.— ¿Es que tan mal expreséme,
doncel, que no comprendióme?
¿No miróme? ¿No escuchóme?
¿Tan poco afable mostréme
que apenas vióme ya odióme?

MENDO.— Escuchéla y contempléla,
vila, señora, y oíla;
pero cuanto más miréla
y cuanto más escuchéla,
menos, señora, entendíla.
Valoración: Genial. Cinco estrellas.

4 Comentarios hasta ahora.

  1. Shorby says:

    Qué buena es esta obra!!!
    No sé las veces que la he leído y me sigo riendo.
    La peli con Fernán Gómez (si no recuerdo mal, es ese actor) está genial. Y en teatro lo he visto un par de veces, una de ellas dirigido por Tricicle, muy muy buena =)

    Besotes

  2. @Shorby
    Siempre me ha parecido una de las mejores obras de nuestro teatro.
    Además, preparando la reseña, descubrí que es la tercera obra de teatro más representada en España, después de El alcalde de Zalamea y Fuenteovejuna.

    La película de Fernando Fernán Gómez también es muy buena, pero para mi la de Saza conserva mejor la esencia de una representación teatral.

    Un saludo

  3. Siento discrepar, pero la versión que más me hizo reir fue la de Gomez Bur y Amparo Baró

  4. Siento discrepar, pero la versión que más me hizo reir fue la de Gomez Bur y Amparo Baró

Leave a Reply