Valoración del libro
5

Autor:  Joseph Conrad
Género: Narrativa
Publicado en: 1899 publicado en fascículos y 1902 como libro.
Título original: Heart of Darkness.
Sinopsis: La historia comienza cuando un marino llamado Marlow, a bordo de un barco anclado en el Támesis, narra a sus compañeros la travesía que realizó años atrás por el río Congo buscando a Kurtz, el encargado de una explotación de marfil en lo más profundo del Congo belga.
La explotación dirigida por Kurtz ha sido, durante mucho tiempo, la que más marfil ha producido para su empresa, a la que Marlow se refiere en todo momento con "la Compañía". Pero aunque el marfil de Kurtz sigue llegando, también llegan rumores inquietantes sobre su explotación.

Por ese motivo la Compañía decide fletar un vapor, capitaneado por Marlow, con el fin de remontar el río Congo hasta alcanzar la explotación y, con la excusa de entregarle una misiva, averiguar qué hay de cierto en todo lo que se cuenta.
A lo largo del viaje Marlow conocerá la opinión que tienen de Kurtz el resto de sus colegas, resentidos por su desmesurado éxito; será testigo de las duras condiciones en las que viven los colonos blancos, de su brutalidad con los nativos y el odio de éstos hacia sus colonizadores. Además deberá superar todo tipo de dificultades antes de alcanzar su destino: retrasos, enfermedades, ataques de indígenas...

Opinión:
¿Qué le ocurre a una persona cuando únicamente tiene que rendir cuentas ante si mismo? ¿Dónde termina el descenso a los infiernos del alma? ¿Qué seríamos capaces de hacer si fuésemos libres de las ataduras morales y supiésemos que nunca se nos va a hacer responsables de nuestros actos? ¿Despreciamos a los malvados por los actos que cometen o por cometer actos que nosotros no nos atrevemos a cometer?
Sirva como introducción a este libro el comentario que hizo el propio Conrad (Josef Teador Konrad Korzeniowski) tras un viaje realizado en 1890 al Congo:
Antes del Congo yo era solo un simple animal.
Hace ya algunos años que leí este libro por primera vez; a raíz de leer "Vagabundo en África", de Javier Reverte, me entró curiosidad por leerlo.
Es cierto que a primera vista parece un libro de aventuras pero enseguida descubrimos una crítica feroz al colonialismo europeo en África. Solo por esto ya valdría la pena leer el libro, pero si nos quedásemos ahí no habríamos hecho otra cosa que conservar un regalo sin quitarle el papel que lo envuelve.

Los abusos de la colonización europea, la avaricia de unas metrópolis (y compañías comerciales) que no dudan en someter a sus súbditos (y empleados) a unas condiciones extremas con tal de obtener beneficios, incluso la pantomima de muchas expediciones científicas cuyo interés real solo es ampliar la extensión de las colonias, son herramientas de las que se sirve Conrad para hacer una reflexión sobre la soledad, la lucha del hombre por sobrevivir en un ambiente hostil, la hipocresía y la evolución del hombre civilizado cuando se ve libre de las normas de la civilización.
Nos encontramos ante un profundo estudio sobre la naturaleza humana y sus límites, que nos demuestra que el ser humano no ha cambiado nada en los últimos cien años, incluso diría que desde que vivíamos en las cavernas nuestros instintos siguen siendo los mismos.

El corazón de las tinieblas narra una historia atemporal, cierta desde que el hombre es hombre y válida mientras el hombre siga siendo hombre. Una historia capaz de inspirarle a T. S. Eliot un poema como "The Hollow Men" ("Los hombres huecos") y de ser llevada al cine por Francis Ford Coppola trasladada a la guerra de Vietnam.

Conrad nos ha regalado un libro que nos invita a una lectura profundamente reflexiva, que nos incita a explorar nuestra propia alma aun a expensas de que no nos guste lo que encontremos en ella.

Como despedida os dejo una frase del libro que incluso hoy en día me hace meditar sobre la naturaleza del hombre en general y la mía en particular.
Estoy seguro, ningún tonto ha hecho un pacto con el diablo sobre su alma; puede que el tonto sea demasiado tonto, o el diablo demasiado diablo, no lo sé.
Valoración: Sin ninguna duda, este libro se merece cinco estrellas. En menos de cien páginas, Conrad consigue condensar ideas que muchos filósofos han necesitado una vida para intentar transmitir a los demás.

Leave a Reply